jueves, 9 de junio de 2016

LA TRAMPA DE SER MUJER y... Susa



He prometido hacer un resumen de la actividad del equipo desde noviembre 2012 hasta los tiempos actuales, no lo olvido, pero antes... nos vamos a ir un poco más lejos.

Es normal que las editoriales o editores presenten sus libros, y, claro yo no iba a ser menos, así que organicé la presentación de los dos primeros publicados en papel.

El día elegido fue el 24 de mayo del año 2007, las obras a presentar: Adriel B., la novela de una alcohólica y Taller libre de literatura, respuestas a preguntas de escritores noveles. El evento tuvo lugar en un marco realmente bonito, la Galería-Estudio Fotográfico PINHOLE cedido para la ocasión por nuestra buena amiga Ester Pérez Broto, una gran artista de la fotografía. La presentación estuvo a cargo de otro buen amigo y además vecino por aquellas fechas, Ferran Villaseñor, que compartió esa tarea junto a mi hermana, la autora Estrella Cardona Gamio.

Al año siguiente, el 21 de mayo, tuvo lugar la presentación de La trampa de ser mujer, manual para recobrar la autoestima perdida, en la misma galería fotográfica y presentada por Alba Rodríguez y los repetidores Ferran y Estrella.

En relación con esta última presentación hay una hecho digno de ser mencionado. Como en la anterior los medios de comunicación hicieron acto de presencia y la televisión local realizó una entrevista a la autora, grabación que al cabo de unos días fui a recoger. Durante el trayecto me llamó la atención una tiendecita dedicada a los animales, delante de la puerta había una pizarra y en ella algunas fotos, no podía detenerme a verlas, iba con el tiempo justo. De regreso y ya con calma, me puse a mirarlas, todas eran de perros en adopción. Una de esas fotos era de uno negrito y decía el texto (mas o menos) soy una perrita, me han abandonado, necesito un hogar, estoy en la tienda. Miré hacia el interior y la vi, ella también me miraba con expresión melancólica. Entré, sabiendo que esa perrita ya tenía un hogar. Me acerqué, me agaché y le acaricié la cabecita, Susa, ese era, y sigue siendo, su nombre, se apoyó en mi cuerpo, creo que también sabía que ya tenía un hogar.

Susa forma parte de nuestras vidas y de las vidas de mis vecinos y de algunos de mis amigos, desde finales de mayo de 2008.

Si Estrella no hubiera escrito LA TRAMPA DE SER MUJER Susa habría tenido otro destino.

Enlaces relacionados:
http://www.ccgediciones.com/libros/presentaciones.htm 

http://www.ccgediciones.com/libros/mujer.htm 
http://www.ccgediciones.com/elrincondelili/susa/lilihabladesusa.htm


Entradas populares